MILAGROS Y EXVOTOS EN LA CAPILLA DE JESÚS MALVERDE

I. Milagros en la Capilla

 

En Culiacán Sinaloa, la Capilla a Jesús Malverde es el lugar del milagro y la devoción. A donde cada día llegan visitantes para pedir por sus necesidades, agradecer los milagros recibidos y estar en contacto con el santo popular. Después de presentar sus respetos a Malverde, un hombre nacido en 1945 descansa en una banca frente al altar y nos cuenta que cree en el santo desde pequeño, desde que con sus amigos venía a jugar al terreno donde estaban sus restos:

 

“La capillita estaba en el monte…decían que ahí estaba Malverde, que lo habían colgado las autoridades porque robaba a los terratenientes para dar a los pobres…muchos delincuentes, muchos drogadictos traen colgado a Malverde, porque se rebeló contra el gobierno, por eso lo colgaron…Aquí en la capilla yo le prendo una veladora; le pido que nos vaya bien, que nos proteja. A mi esposa me la mataron en el hospital hace dos meses, le perforaron el pulmón; por eso vengo aquí a consolarme, le traigo una veladora, le rezo un padre nuestro, un ave María y le pido, si es posible, que me dé un poco de paz”.[1]

 

Al frente de la capilla, una joven que hace el aseo y cuida el puesto de recuerdos desde hace seis años nos habla de los creyentes en Malverde, provenientes de lugares tan lejanos como Japón o China, de Estados Unidos y otros estados del país. Entre un cliente y otro, la joven vende imágenes del santo, escapularios, llaveros, pulseras, tequileros, todos con su efigie impresa. Nos dice: “A Malverde le piden por los niños enfermos, gente que desaparece, los que aparecen; le traen fotos, le cuelgan cuadros y placas”.[2]  Su relato se interrumpe por la llegada de otro visitante que desea llevarse un escapulario y nos habla entonces de las fotografías, las instantáneas colgadas en las paredes de la capilla, que una fotógrafa, la señora Lourdes le hacía con mayor regularidad a los visitantes, o que ella misma les toma por 60 pesos.

 

Imagen 1. Exvoto fotográfico. Familia en el altar a Jesús Malverde.

Cartela: Gracias x los favores. Protegenos. Bendise Nosuestro Hogar y Trabajo y Familia.

 

Al interior de la capilla, las paredes que envuelven al creyente son un despliegue del milagro: están llenas de exvotos que van desde las placas grabadas en metal, retablos en madera, fotografías en resina, billetes con leyendas manuscritas (generalmente dólares, pero también euros o yuanes), a través de las cuales sus feligreses piden la intercesión del santo ante la divinidad o dan cuenta de los milagros recibidos. En el interior las formas votivas son invasivas, se superponen entre sí: sobre una placa de agradecimiento encontramos retratos de otros donantes, las imágenes más antiguas pierden nitidez y se arrancan de las paredes, se remplazan por otras nuevas que a su vez van dando cuenta de los cambios en el gusto de los donantes, el uso de nuevos materiales  y nos permiten historizar la fe e intentar resolver ciertas interrogantes respecto a las preocupaciones de los donantes, su condición social, su vestimenta o las situaciones que representan.

 

II. Exvotos y representación del milagro

 

Un exvoto es una ofrenda que se hace a un ser sobrenatural por algún beneficio que supuestamente ha otorgado y el término proviene del latín ex voto “por un voto o promesa” (Luque Agraz, Elin; Michele Beltrán, Mary, 2003: 31). Al hablar de la devoción a Malverde, encontramos que la capilla en su honor es un espacio votivo en sí mismo, que nació por iniciativa de un creyente, Eligio González quien en 1970 salvó su vida después de encomendarse a Malverde y en agradecimiento le prometió dedicarse a cuidar su tumba (García Sepulveda, Luis Antonio, 2002:15). A partir de la iniciativa de Eligio y por las donaciones de sus fieles, la capilla fue creciendo hasta integrarse por varios altares y convertirse en repositorio de innumerables ofrendas.

 

Imagen 2. El espacio votivo dedicado a Malverde.

 

Entre los exvotos otorgados a Malverde, quisiera destacar los pictóricos y fotográficos, en tanto representaciones visuales del milagro, que dan cuenta de la relación de los donantes con el santo popular. En el exvoto pictórico es posible advertir la presencia de ciertos convencionalismos y la conjunción del espacio sobrenatural, el terrenal y la narración escrita o cartela que le acompaña. (Luque Agraz, Elin; Michele Beltrán, Mary, 2003: 51). El siguiente exvoto nos permite identificar los rasgos característicos de las ofrendas pictóricas: en principio, la construcción plana de la escena, desprovista del uso de la perspectiva; la clara distinción entre dos espacios: el sobrenatural o celestial en la parte superior del cuadro y el terrenal en la parte inferior, donde destaca la división simétrica que sitúa el busto de Malverde con su bigote y el moño, encima de su donante, también representado de frente.  Entre ambos hay una oposición de expresiones: dulce para el santo y desafiante, para el creyente, lo que refuerza aún más la distinción entre la figura celestial y la terrena. Bajo el busto del donante aparece la cartela, con el mensaje de agradecimiento y las faltas ortográficas que caracterizan a los exvotos populares. A partir de la cartela, surgen unas ondas blancas que rodean al donante y lo separan del ser divino; así éste aparece suspendido sobre su mensaje de agradecimiento y separado del santo por unas barras blancas que semejan un timón; mientras que el santo se rodea por un paisaje de marino con agua azul, palmeras y un cielo marrón, elementos que nos hacen pensar que el creyente ha sorteado los peligros del trabajo en el mar.

 

 

 

Imagen 3. Exvoto pictórico a Jesús Malverde. 5 de Abril de 2012, León, Guanajuato.

Cartela: Grasias te doy Por los Milagros que me as eho ami y ami familia. Ate. Fam. Ferro Mendoza.

 

 

Finalmente, la fotografía es una forma moderna del exvoto, encaminada a dar testimonio verdadero de quien ha sido beneficiario de los milagros recibidos; donde el espacio celestial es sustituido por el rostro y la presencia del donante, quien al retratarse da cuenta de los milagros recibidos. El exvoto fotográfico descansa en el donante retratado o en la presentación de la situación que se agradece: la reunión de una  familia separada, la imagen de un bebé, el ganado, un automóvil, que simboliza los motivos por los que se pide un milagro o se agradece al santo.

 

Imagen 4. Exvoto fotográfico a Jesús Malverde

Cartela: Gracias x tenerme de nuevo en casa con mi mamá, mi hermana…

 

 

___

 

[1] Entrevista realizada el 12 de julio de 2018, por Diana María Perea Romo, Dulce Esmeralda García López y Sergio Cruz Molina.

 

[2] Entrevista realizada el 12 de julio de 2018, por Diana María Perea Romo, Dulce Esmeralda García López y Sergio Cruz Molina.

 

 

* Doctora en Historia por el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Michoacán, con la tesis Imágenes y Significados de la Revolución en Sinaloa: un estudio de las representaciones fotográficas de la guerra y la sociedad, 1911-1914. Actualmente es Profesora en la Facultad de Historia, Universidad Autónoma de Sinaloa.

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo 2018
Please reload

Buscar por tags