EXVOTOS FEMENINOS EN LA CAPILLA DE JESÚS MALVERDE

Desde los tiempos coloniales, las mujeres en México han aprendido a acudir a santuarios y recurrir al lenguaje de los exvotos para pedir favores y agradecer milagros (Arias, 2000:67). En principio, los exvotos son el obsequio otorgado a un ser sobrenatural a cambio de la ayuda otorgada y como su raíz latina lo indica: ex, de y votum, promesa, refiere al regalo que se da “por un voto o promesa” (Giffords, 2000:11; Luque y Beltrán, 2003:31).

 

En la actualidad, cualquier visitante a la capilla del santo popular Jesús Malverde, en Culiacán, Sinaloa, puede sentirse atraído por las innumerables ofrendas votivas que coexisten en sus paredes. En este espacio, los retablos en madera o mármol, los billetes, los exvotos pictóricos y fotográficos, son testimonios visuales del milagro y ante todo una ventana a la historia reciente de las mujeres que le expresan su devoción. Estos presentes votivos nos permiten revisar las palabras que las creyentes dedican al santo, sus afectos, sus rostros y la presencia de ciertas convenciones como la presencia de una cartela, la acción de gracias o la escenificación del favor solicitado.

 

Podemos decir que la devoción femenina a la imagen de Malverde se adapta a su caracterización “como una forma de herencia que transita de una generación a la siguiente” (Arias, 2000:67) y nos permite una mirada privilegiada a las preocupaciones de las mujeres, como Rocío, quien a sus 40 años aprovecha el viaje de Durango a Culiacán para conocer la capilla en compañía de su hija de 17. “Vine a pedirle”, nos cuenta al preguntarle sobre el motivo de su visita, “mi mamá nos encargó una petición para Malverde: que ayude a toda la familia…a una hermana que la saque de todas sus deudas; a mí que me ayude a salir adelante con mis hijos; que nos mande dinerito a mi abuelita y a mi tía”.[i]

 

Otro caso que ilustra la fe de las mujeres en el santo popular es el de Edith de 43 años, originaria de Guerrero, quien llega a la capilla a pedir “por su viaje fuera de México, por su camino y que la ayude a conseguir los papeles para cruzar a Estados Unidos”, petición que promete retribuir con unas velas y un corrido.[ii] A través de este testimonio nos acercamos a nuevas situaciones enfrentadas por las mujeres, quienes a lo largo del siglo XX se incorporaron a la población migrante a los Estados Unidos, terreno que a principios de dicho siglo era exclusivo de los hombres.

 

Al poner los ejemplos anteriores en contraste con lo que se ha estudiado sobre el exvoto femenino, es notoria la doble acepción en que las mujeres realizan sus peticiones y aparecen como donantes de estas ofrendas: en agradecimiento por favores concedidos a otros, siendo éstos los hijos, el esposo o familia o como sujetos de milagros que piden por sus propias necesidades (Arias y Durand, 2002:12).

 

En las paredes de la capilla dedicada a Malverde, las mujeres colocan aquellos retratos que cuentan historias de amor, de maternidad o de luchas familiares que en ocasiones se hacen expresas por medio de una cartela que narra el motivo de su agradecimiento, ejemplo de ello es el siguiente exvoto fotográfico colocado en la capilla por una de las creyentes del santo. Si bien la donante omite su nombre, la presentación pública de su rostro da fuerza  al acto de dar gracias, que se refuerza con el mensaje escrito en la cartela: “Gracias a Dios y a Malverde por darme la oportunidad de seguir viviendo a mí y a mi bebé”. De esta manera ésta y otras imágenes votivas se empalman en las paredes de la capilla y cuentan la historia de los milagros concedidos a la comunidad.

Imagen 1. Exvoto fotográfico

Cartela: 21 de marzo del 2019.

Gracias a Dios y a Malverde por darme la oportunidad de seguir viviendo a mí y a mi bebé.

 

En otras ocasiones el exvoto femenino se acompaña del silencio en cuanto a los motivos que llevan a su donación, tal es el caso de la siguiente instantánea pegada en uno de los muros de la capilla. En ella observamos a dos mujeres retratadas de frente, en total comunión con el santo, con sus manos tocan el icónico busto de  Malverde e inmortalizan el instante. Sin un mensaje expreso que acompañe a la imagen, su presencia y su pose dan veracidad a dicha relación. Alrededor observamos otros tantos retratos, veladoras y flores colocados con el objetivo de agradecerle por su intercesión milagrosa.

 

 Imagen 2. Exvoto fotográfico

 

Cuando estudiamos los retablos en madera o mármol que prevalecen en la capilla, encontramos que la mayoría expresan preocupaciones familiares y aquellos que son donados por mujeres son minoritarios. El retablo siguiente, hecho sobre hoja de oro, es una de las excepciones puesto que sitúa el agradecimiento femenino en un primer plano, acompañado de la mención a la vida familiar. En éste el retrato de una creyente se muestra debajo de la imagen del santo, reforzando su papel como beneficiaria del milagro. En el texto inscrito sobre la hoja de oro se lee el agradecimiento en primera persona, que destaca el lugar de la donante en el mundo y en el destino familiar. Si bien el mensaje y la imagen de quien emite el agradecimiento tienen un carácter público, el milagro se mantiene como un secreto compartido entre ambos.

 

Imagen 3. Retablo en agradecimiento a Malverde

Cartela: Gracias a Dios y a Jesús Malverde por los favores recibidos.

Por protegerme a mí y a toda mi familia. Tey Torres.

 

___

 

Bibliografía:

 

Arias, Patricia, “Imágenes y silencios: el exvoto femenino”, en Exvotos. Artes de México, número 53, CONACULTA, México, 2000.

Arias, Patricia y Jorge Durand, La enferma eterna: mujer y exvoto en México, siglos XIX a XX, Guadalajara, Universidad de Guadalajara/ El Colegio de San Luis, 2002.

Fraser Giffords, Gloria, “El arte de la de la Devoción”, en Exvotos. Artes de México, número 53, CONACULTA, México, 2000.

Luque Agraz, Elin y Mary Michele Beltrán, El arte de dar gracias. Selección de exvotos pictóricos del Museo de la Basílica de Guadalupe, México, Universidad Iberoamericana/ Casa Lamm, 2003.

 

 

 

*Doctora en Historia por el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Michoacán. Profesora en la Facultad de Historia, Universidad Autónoma de Sinaloa. Correo: dianperea@gmail.com. Página: https://uas.academia.edu/DIANAMARÍAPEREAROMO

 

[i] Entrevista realizada el 25 de junio de 2019 por Diana María Perea Romo y Diana Álvarez Carranza, estudiante de la Licenciatura en Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa, a quien agradezco por su colaboración en este proyecto.

 

[ii] Entrevista realizada el 25 de junio de 2019 por Diana María Perea Romo y Diana Álvarez Carranza.

 

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo 2018
Please reload

Buscar por tags